Ventajas del plástico de burbujas

Materiales de embalaje hay por doquier, existen en diferentes formatos y posibilidades, todo ello dependiendo siempre de qué producto vayamos a introducir y que queramos proteger.
Las bobinas de plástico de burbujas o ‘film alveolar’ es un material muy extendido y empleado por las industrias dedicadas al embalaje, sobre todo para la protección productos en el interior de las cajas de cartón.
Este tipo de material es un derivado del petróleo puesto que estamos hablando de un plástico. Este componente es ideal para proteger la integridad de los productos a la hora de transportarlos y es uno de los materiales más conocidos por los usuarios, ya que se trata de uno de los más demandados y empleados para desempeñar su función protectora.
Gracias al aire del interior de las burbujas, el producto se mantiene prácticamente intacto ante posibles golpes o impactos desde el exterior, protegiendo el interior. Pero, ¿qué ventajas tiene el material?
A continuación, detallamos algunas de las ventajas de este material de embalaje:
Reutilizable: Como cualquier plástico, se puede reciclar para adoptar otras formas o volver a utilizar de nuevo, evitando el impacto sobre el medio ambiente que nos rodea.
Impermeabilidad: Debido a su composición plástica,  el plástico de burbujas es un material impermeable, de este modo protege no sólo contra los golpes sino también contra humedades o líquidos.
Protección: Como siempre, el más destacado, todo ello gracias a la capa de aire que existe entre las capas del material que le otorgan esta famosa forma al material.
Flexibilidad: Gracias al film alveolar que lo convierte en un material muy flexible y fácil de manipular. Esta ventaja le permite deformarse sin problemas y sin roturas en el material.
Transparencia: Una propiedad del propio material, y es que puede suponer una ventaja frente a otros materiales que no dejan ver el contenido envuelto.

Deja un comentario