El miércoles 22 de noviembre del 2017

¿Quien dice que los aparcamientos no pueden ser alucinantes?

¿Quien dice que los aparcamientos no pueden ser alucinantes?

Cuando hablamos de hermosos edificios públicos, no aparecen en la parte superior de la lista. Pero muchos aparcamientos merecen una segunda mirada. Plazas de aparcamientos que en manos de arquitectos y diseñadores inteligentes llegan a ser mucho más que feos bloques de hormigón. Desde antiguos teatros en Detroit hasta caleidoscopios gigantescos en Lyon, hoy en día los aparcamientos son más que funcionales – son una experiencia. Aquí tienes algunos de nuestros favoritos:

 

1. Aparcamiento Eureka Tower, Melbourne, Australia

Las losas y bloques de hormigón están normalmente reservados a los grafiteros, no a los equipos de diseño. Pero Emerystudio, inspirados por el artista suizo Felice Varini, convirtieron una oscura gruta en un sueño de colores. En la posición adecuada el conductor puede ver como las letras distorsionadas se alinean formando las palabras 'entrada', 'salida', 'arriba' y 'abajo'. Sencillo pero muy efectivo.

 

2. Teatro de Michigan: Detroit, EE.UU.

Igual lo reconoces por la película 8 Mile de Eminem, aunque la historia del Teatro de Michigan se remonta muy lejos en el tiempo. El gran teatro de estilo renacentista abrió en 1926, sobre un pequeño garaje donde Henry Ford construyó su primer coche. No ha sido derribado ni restaurado, sin embargo, ahora es lugar de unos de los aparcamientos más asombrosos de Estados Unidos.

 

3. Millennium Point: Birmingham, Reino Unido

El premiado Millennium Point ilumina la parte este de Birmingham. Era una de las primeras estructuras construidas durante la costosísima regeneración de la zona. Paneles en distintos ángulos brillan de colores turquesa, neón y azul ultramarino, que dan al aparcamiento un sorprendente efecto de 'cubo de luz'.

 

4. Il parcheggio di Welbeck Street: Londra. Regno Unito

Este elaborado conjunto de diamantes de hormigón se encuentra en Oxford Street, la archifamosa calle londinense, y fue construido en 1971 por el centro comercial Debenhams. Hay que ir a verlo cuanto antes, ya que dan a entender que este edificio, ejemplo de arquitectura brutalista, será derribado para dar lugar a un nuevo hotel.

 

5. Parc des Celestins: Lyon, Francia

Parecido al escenario de la película The Matrix, el fascinante aparcamiento Parc des Celestins está situado debajo de Place des Parc Des Célestins, que alberga el Teatro de Lyon. El distintivo diseño cilíndrico fue construido entre 1994 y 1995. La característica más llamativa es el espejo en la base del edificio que gira lentamente dando un efecto de luz caleidoscópico.

 

6. 60 East Lake Street: Chicago, EE.UU.i

No encontrarás nada aburrido en este aparcamiento de Chicago. Construido entre 1984 y 1986 la estructura de 12 plantas fue diseñado por el arquitecto Tigerman McCurry. Para rizar el rizo, este aparcamiento tiene rejillas cromadas, faros de coche y los toldos de entrada simulando neumáticos gigantes. Trae a la mente la imagen de una ciudad de juguete.

 

7. Aparcamiento Ballet Valet: Miami, EE.UU.

¿Hormigón?¿Qué hormigón? El aparcamiento de Ballet Vallet fue construido en 1995 – una operación conjunta entre la cuidad de Miami y el promotor Tony Goldman. El uso de vegetación exuberante da vida a un aburrido bloque de hormigón, haciéndolo parte del entorno.

 

8. Hoenheim¬Nord: Strasbourg, Francia

Desiñado por los arquitectos Zaha Hadid en los noventa, el aparcamiento y la terminal Hoenheim-Nord se crearon para animar a la gente a dejar sus coches en las afueras de la cuidad y subirse al tranvía. El concepto se hace eco del ritmo y la energía de los coches, tranvías, bicicletas y peatones compartiendo el mismo espacio; con marcas de suelo y farolas delineando un campo magnético.

 

9. Aparcamiento Cornerstone Square: Ohio, EE.UU.

Otra superficie gris convertida en una obra de arte. Y no cualquier obra de arte – un alucinante espejismo en 3D. El exterior de hormigón del aparcamiento Cornerstone Square recibió el tratamiento Eric Grohe: se pintaron murales del estilo trompe l'oeil en los laterales del aparcamiento de cinco plantas.

 

10. Aparcamiento La Veranda: Rotterdam, Países Bajo

El aparcamiento la Verando es un sublime añadido a la famosa arquitectura futurista de Rotterdam. El equipo de Paul de Ruiter recibió el desafío de solucionar el problema de estacionamiento en la franja de la Verando. Tenían que alojar 630 coches, tiendas y restaurantes dentro de un paisaje urbano. ¿El resultado? Un aparcamiento ventilado de manera natural que rezuma sofisticación.

 

11. Q-Park Charles Street: Sheffield, Reino Unido

Con un exterior anguloso y llamativo, es fácil entender porque los residentes llaman al aparcamiento de Charles Street el 'rallador de queso'. La estructura era diseñado por los arquitectos Allies y Morrison y figuran paneles metálicos sobresaliendo en distintos ángulos. Dentro, los conductores suben a una rampa de espiral hasta las plantas principales del aparcamiento, donde unos paneles reflejan una luz verde al interior del edificio.

Leer noticia completa