El domingo 19 de noviembre del 2017

Los pacientes con diabetes podrán colocarse implantes dentales sin riesgo para su salud

Los pacientes con diabetes podrán colocarse implantes dentales sin riesgo para su salud

Un estudio de investigación de la Universidad de Sevilla revela que los implantes dentales ya no suponen un riesgo para la salud de los pacientes con diabetes.


"Para los pacientes con diabetes la salud dental es clave, existe un alto porcentaje de pacientes que descubren su diabetes en las clínicas dentales" explica la Vicepresidenta de la Asociación Diabetes Madrid.


Un estudio de investigación elaborado por doctores de la Universidad de Sevilla revela que, desde ahora, los pacientes con diabetes pueden colocarse implantes dentales sin riesgo para su salud. Los resultados de la investigación muestran que los tratamientos con implantes dentales de aleación titanio-circonio con superficie bioactiva son los que mayores beneficios reportan al paciente con diabetes. Hoy se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una de las enfermedades más estudiadas en todo el mundo, ya que dos de cada diez adultos sufre esta patología, cifra que se incrementa hasta el doble en el caso de personas de 60 años o más.


Las personas con diabetes padecen diversas limitaciones a lo largo de su vida. De hecho, hasta el momento los pacientes con diabetes presentaban ciertas situaciones de riesgo en el tratamiento de implantes dentales, como son; infecciones tanto alrededor del diente (periodontitis) o del implante (peri-implantitis), que en ambos casos no favorecen su cicatrización. Con doble riesgo, en aquellos casos, en los que la persona desconoce si padece la enfermedad o que no la tienen correctamente controlada.

 

El profesor Guillermo Machuca, uno de los coordinadores del estudio, explica que "la diabetes genera un problema de la cicatrización para aquellos pacientes que sufren esta patología, por ello clásicamente se consideraba que este grupo de pacientes podrían ser de riesgo a la hora de restaurar una pieza dental con un implante clásico".


El estudio, se ha desarrollado a través del Máster de Odontología integrada en Adultos y Pacientes Especiales de la Universidad de Sevilla y ha contado con la colaboración de la compañía de implantología dental Straumann. Los resultados demuestran que la tasa de éxito de los implantes de titanio-circonio utilizados en el estudio es del 100%. Además, su supervivencia es igual tanto para pacientes con diabetes, como para pacientes sanos, según explica el profesor José J. Cabrera, otro de los responsables de la investigación.


La investigación ha contado con la colaboración de 30 pacientes, mitad diabéticos y mitad sanos. Se ha realizado, en un período de tiempo de más de dos años: seis meses de evaluación y colocación de implantes y dos años de seguimiento con radiografías estandarizadas para evaluar la pérdida ósea marginal y medir el control glucémico de los pacientes a lo largo del tiempo.
"Para que el tratamiento sea 100% efectivo, los pacientes deben tener un seguimiento clínico de manos de su especialista y seguir unas pautas específicas en cuanto a la higiene bucal de su implante. Además de un correcto control de su glucemia", destaca Machuca.


Estos resultados suponen buenas noticias para los pacientes con diabetes, ya que este avance científico en implantología dental aportará notables beneficios y ventajas para su salud. "Gracias a estos resultados, y a los implantes de aleación titanio-circonio, colocarse un implante dental está al alcance de cualquier persona, sin restricciones", afirma Cabrera.


La Vicepresidenta de la Asociación Diabetes Madrid, Pilar Martínez explica, "los resultados de este estudio suponen una tranquilidad para los pacientes con diabetes, ya que ven reducidos los peligros a la hora de realizarse un tratamiento tan común y necesario como la colocación de un implante. Para los pacientes con diabetes la salud dental es clave, existe un alto porcentaje de pacientes que descubren su diabetes en las clínicas dentales". "Desde la Asociación luchamos por que se sigan poniendo en marcha este tipo de estudios que busquen mejorar la calidad de vida del paciente con diabetes, apunta Martínez.


Los profesionales de la medicina han insistido a lo largo del tiempo en las evidencias científicas de la relación bidireccional entre enfermedades periodontales y la diabetes. Ya que, mientras la periodontitis provoca un aumento de las sustancias pro-inflamatorias que contribuyen a aumentar la resistencia a la insulina, la diabetes agrava la inflamación de las encías, empeorando los síntomas y llegando a destruir tejidos periodontales, e incluso, a la pérdida de piezas dentales.


Según datos oficiales publicados por la IDF (International Diabetes Federation) actualmente hay 415 millones de adultos en el mundo con diabetes y se estima que en 2040 la cifra aumente hasta los 642 millones. Además, la IDF (International Diabetes Federation) alerta de que 1 de cada 2 casos de diabetes en adultos no está diagnosticado, de hecho, son muchos los pacientes que, al acudir a la clínica dental, y tras experimentar un tratamiento periodontal, son diagnosticados con algún tipo de diabetes.
 

Leer noticia completa