¿Las relaciones públicas son para mí?

En tiempos actuales, el
crear una imagen para tu producto o empresa puede ser una tarea aparentemente
titánica, ya que con la llegada de las tecnologías de la comunicación, se
vuelve difícil resaltar entre los cientos de miles de competidores sin las herramientas
de relaciones públicas adecuadas.

Empresas de gran renombre
saben a la perfección cómo usar dichas herramientas, sin embargo, las pequeñas
y medianas empresas (Pymes) no conocen sobre estas; no obstante, las herramientas
de relaciones públicas para tu empresa pueden salvar un negocio o incluso, si
este no se encuentra en riesgo, podrían ayudar a darle el renombre y
reconocimiento que tanto se necesita en tiempos actuales.

 

 ¿Qué son las herramientas de relaciones
públicas?

 Las relaciones públicas (RRPP) son estrategias
mediáticas que le permiten al propietario de un negocio el crear, modificar o
mantener la imagen de dicho negocio o incluso, puede moldear la imagen del
mismísimo dueño del negocio.

 Cabe resaltar que el hecho de poseer una buena
imagen y reputación ante los medios hace que más y más personas se conviertan
en clientes potenciales. No es un secreto que, entre mejor luzca un negocio o
el dueño el mismo, más y mejores posibilidades va a tener de catapultar sus
productos o servicios.

 

 ¿Qué tan efectivas son estas estrategias?

 Vamos a poner un ejemplo claro y sumamente
conocido. En la actualidad, existen productos comestibles y bebibles que no son
benéficos para la salud, sin embargo, son adquiridos diariamente por miles de
personas. ¿Por qué? Por su imagen que fue desarrollada gracias a las
herramientas de relaciones públicas. No hace falta decir marcas, pues incluso,
uno mismo las consume.

 

 ¿Cómo comenzar a desarrollar un plan?

 

 Si bien, no existen recetas para el éxito
instantáneo, si existen consejos para alcanzarlo de poco en poco y os los
presentamos a continuación:

– Tomar en cuenta los objetivos: se debe trazar una meta, es decir, un logro
final para el negocio, ya que este mensaje es el que será transmitido a las
masas.

 – Evaluar y planear: todo negocio da de qué
hablar, por lo que es prudente el colocar todas las críticas buenas de un lado
y las malas del otro. Todo esto con el fin de conocer los puntos fuertes que se
deben pulir y los puntos malos a cambiar.

 – Desarrollar
un plan
: dicho plan debe ser creado pensando como un cliente, pues estos
serán los receptores del mensaje.

 – Hacerse
notar
: finalmente, toda imagen debe ser resaltada en todos los medios de
información posibles, tales como comunicados de prensa, artículos impresos y
digitales, testimonios o casos de éxito y en redes sociales.

 

 Si bien, estos consejos pueden ayudar a un
negocio a comenzar a mejorar su imagen, se debe tomar en cuenta de igual manera
lo siguiente:

 – Manejar información coherente, veraz y de
calidad.

 – Focalizar la información para los diferentes
medios a emitir.

 – Saber que los medios no son el público
receptor, sino los clientes.

Fuente: www.neilpatel.com/es

 

 

Deja un comentario