Esta es la metamorfosis de Yoigo hasta el día de hoy

Fue uno de los bombazos de dos mil dieciseis en el ámbito telco. El veintiuno de junio Masmovil se transformó en el cuarto operador del mercado tras la adquisición de Yoygo.online. La adquisición, que no acabó hasta un tiempo después, era el punto de salida para la construcción de una nueva teleoperadora que pueda medirse con las grandes teleoperadoras del mercado.

Desde ese momento los cambios dentro del operador no han cesado. Y, si bien a la compañía todavía le queda mucho camino por recorrer si pretende mirar de tú a tú a sus contrincantes más directos, la metamorfosis de Yoygo es ya perceptible. Hemos compendiado los primordiales cambios de la operadora que festeja la diferencia desde el instante en que se masmovilizó.

Para poder compararse con Movistar, Orange y Vodafone solo hay una forma: la convergencia. Bajo esta máxima, empezó la transformación de Yoygo, que conocía este terreno tras una desilusionante coalición con Telefónica. De este, modo se empezó a cuajar el que sería uno de los cambios más esenciales para el operador y la base para edificar esta nueva etapa en Masmóvil.

No obstante, ya antes de presentar su propuesta había que resolver ciertos temas. Competir en este segmento con la escasa huella de fibra y la línea de ADSL con la que disponía era una resolución poco aconsejable. De ahí que en el mes de octubre de dos mil dieciseis Masmóvil firmó un pacto con Orange para multiplicar por diez su huella de fibra óptica desde enero del actual año (pese a que la coalición limita el acceso a un máximo de doscientos cincuenta líneas hasta dos mil diecinueve).

Por otra parte, Masmóvil acordó indemnizar con once con uno millones a Movistar por el divorcio de Yoygo para utilizar la cobertura paraguas de Orange. Firmar la paz con Telefónica suponía, conforme el operador amarillo, “reducir el peligro operativo en la migración de la red de Movistar a la de Orange, al efectuarse de una manera ordenada y ordenada entre las dos partes”.

La convergencia, lo primero para Yoygo

De esta manera, Yoygo ya estaba listo para el lanzamiento de su apuesta concurrente. Enero fue el mes escogido para conocer su nueva propuesta todo incluído que, además de esto, venía seguida por un cambio en las tarifas móviles. No obstante, su vuelta fue muy polémica.

Las condiciones abusivas de sus combinadas ocasionó cierto malestar en tanto que, por poner un ejemplo, no dejaba realizar tethering (compartir wifi). Conque, tras el revuelo creado, el operador dio marcha atrás y optó por retornar a las condiciones de siempre y en todo momento.

Por otra parte, un mes una vez que arrancase la comercialización de sus tarifas concurrentes, el operador agregó Las de casa, su oferta para aquellos que solo procuran tener Internet en su hogar. No obstante, en contraste a las opciones de otros operadores, la compañía decidió obsequiar una línea móvil con un bono 500MB.

Yoygo se ha metido en un jardín infestado de contendientes.

Yoygo renueva toda su plantilla

Habitualmente, una compañía no vale tanto por su valor económico sino más bien por el de personal que lo forma. En el caso de Yoygo, ciertas personas que habían estado desde su desembarco en el mercado se vieron obligadas a desamparar el navío una vez que se comenzase su nueva travesía capitaneada por Masmóvil.

De este modo, en el primer mes del año la que había sido la encargada de comunicación a lo largo de una década, Masha Lloyd (famosa por su participación en el programa de El jefe infiltrado, de La Sexta), fue despedida al lado de otros directivos del operador. Y un par de meses después otra de las primordiales cabezas perceptibles, Eduardo Taulet, exconsejero encargado de Yoygo, que tras la adquisición de la compañía proseguía en la compañía como consultor, asimismo dejó su puesto.

El futuro de Yoygo

No cabe duda de que la adquisición de Yoygo por la parte de Masmóvil ha supuesto un punto de inflexión para este operador. Tras adquirir la compañía el conjunto amarillo debió

decidir si prefería aunar las marcas o bien continuar compitiendo con diferentes enseñas para llegar a más perfiles de clientes del servicio.

Por último optaron por esta segunda vía y Yoygo se erigió como la marca del conjunto para captar a un género de cliente del servicio que busca servicios premium.

De momento, al operador le queda mucho por hacer para conseguir apresar a este género de clientes del servicio. La T.V., uno de los primordiales valores diferenciales en la oferta de

Vodafone, Movistary Orange prosigue sin hacer acto de presencia en el operador pese a un pequeño pacto promocional con Netflix.

En todo caso, la fase larvaria de la metamorfosis del operador semeja haber

concluido en Yoygo. ¿Van a volar los resultados aguardados al lado de este operador?

Yoigo

Deja un comentario